La casa

El hortal de Bruno es una casa rural de alquiler por habitaciones. Las cuatro que te ofrecemos tienen cuarto de baño privado, son exteriores y cuentan con wifi y televisión.

Se construyó en el año 2000 y ya ves que se respetó al máximo la arquitectura de piedra tradicional de la zona, aunque se incorporaron todas las comodidades de una casa moderna. Tradicional por fuera; con personalidad, encanto y el máximo confort por dentro.

Podrás disfrutar de una gran sala común donde jugar a las cartas, leer, escuchar música o tomarte “algo”, con salida directa a un porche cubierto y un jardín. También podrás echarle un vistazo a nuestro pequeño huerto y, a la hora del desayuno o de la cena, degustar sus verduras y hortalizas de temporada… ¡Nada que ver con lo que uno se encuentra en el “super”!

¿Cómo nos organizamos?

Nos levantamos temprano para que cuando salgas de tu habitación tengas a punto tu café o infusión, tus tostadas y unas cuantas cosas ricas más.

El horario habitual de desayunos comienza a las ocho y media de la mañana y termina a las 11. Pero si tienes que madrugar más no nos importan hacerlo también a nosotros: no hay ningún problema si quieres desayunar antes de las ocho y media, solo necesitarás avisarnos el día anterior.

No ofrecemos servicio de comidas, pero si quieres que te preparemos una bolsa de picnic dínoslo y así no tendrás que preocuparte de buscar un restaurante si te vas de excursión.

Las cenas comienzan a las nueve y media de la noche. Cenamos todos juntos al lado de la chimenea, como se hacía antes de que hubiese televisores, cuando la familia se contaba qué tal había ido el día, lo que tenían previsto hacer la siguiente jornada y, si había suerte, los abuelos rebuscaban en su memoria y animaban la velada con viejas historias de antiguos señores, brujas, gigantes y magia. Queremos recuperar esa tradición en El hortal de Bruno: conversar mientras terminamos el día y ayudarte a que prepares las actividades del siguiente.

  • Facebook
  • Trip Advisor