Urriés es uno de los pueblos de la Bal d’Onsella, situado tan solo a unos 25 km de Bagüés, aunque se tarda unos 40 minutos en llegar gracias a las «benditas» carreteras que adornan nuestra comarca de las Altas Cinco Villas.

Con 40 habitantes empadronados según el censo de 2016, el pueblo ha tenido músculo para organizar ya dos jornadas culturales de tipo recreacionista, el año pasado y este 2017, que han movilizado a todos sus habitantes y han atraído buen número de visitantes, muchos de ellos hijos del pueblo pero también turistas y curiosos.

En 2016 el medievo fue el hilo conductor de las primeras jornadas: todo el pueblo se atavió con vestimentas propias de la Edad Media y participó en un evento que, en realidad, no sabían muy bien cómo iba a salir… ¡Y salió tan bien que un año después han repetido, pero esta vez con unas jornadas ambientadas a principios del siglo XX!

I Jornadas culturales de Urriés, el Medievo

Así de guapos estaban en Urriés en las I Jornadas culturales que celebraron en 2016, con el Medievo como tema central. (Foto: Urries.wordpress.com)

Las II Jornadas culturales de Urriés han conmemorado el terremoto de Martes

Ya te contamos en este blog, en el post dedicado a la iglesia de San Julián y Santa Basilisa de Bagüés, que el día 10 de julio de 1923 se produjo un violento terremoto que afectó de forma muy importante a la Canal de Berdún, el valle de Pintano y la Bal d’Onsella. El epicentro se localizó en las inmediaciones de Martes, que quedó arrasada; además, también se produjeron una serie de violentos tornados que produjeron serios desperfectos en zonas más alejadas del punto de origen del temblor, como ocurrió en Urriés.

Pues bien: las II Jornadas culturales de Urriés, celebradas del 30 de junio al 2 de julio de 2017, han conmemorado este suceso y han tenido como acto central la recreación del temblor y sus consecuencias y de una foto que se tomó en aquellas fechas, con toda la población de Urriés posando en la plaza. Además han contado con un programa de charlas muy interesante, con una el viernes 30 sobre la mujer rural a principios del siglo XX expuesta por Javier Lafuente y otra el sábado sobre el coste humano de la guerra de Cuba en la Bal d’Onsella, a cargo de Miguel Ángel Zapater y Javier Navarro.

Música para animar la fiesta y un gran trabajo de ambientación de Atrezzo films para recrear el terremoto han redondeado las jornadas.

El terremoto de Martes, en Urriés

Recreación de los daños causados en Urriés por el llamado «terremoto de Martes», el 10 de julio de 1923. (Foto: Urries.wordpress.com)

Dinamizar un pueblo pequeño consiste más en echar ganas que en otra cosa…

Ni idea del presupuesto con el que han contado para organizar las jornadas, pero apostaríamos a que la mayor parte de lo que se ha hecho ha salido adelante gracias a la colaboración de vecinos e hijos del pueblo, ¿verdad? Las ganas que se pongan y la voluntad de colaborar para que todo resulte bien son fundamentales en estos casos.

Nuestra enhorabuena a Urriés y su gente, que han sabido poner de nuevo a “Zaragoza la Chica” (así llamaban a Urriés a principios de siglo XX) en el mapa.

¡Vamos a por esas III Jornadas culturales! ¿A qué época nos trasladará esta vez la máquina del tiempo de los urriesinos?