La ermita de la Paruela, ubicada en el paraje con el mismo nombre, es una pequeña construcción de origen románico a unos 3 km de Bagüés.

Se trata de una de las ermitas de la población que todavía siguen en pie, muy bien conservada, junto con la ermita de El Pilar. Esta última está en el centro del pueblo y actualmente se utiliza como iglesia parroquial en lugar de San Julián y Santa Basilisa, que no alberga los servicios religiosos de forma habitual desde hace medio siglo.

La Paruela se restauró hace aproximadamente una década: se picaron las paredes para que se viese la piedra, se rejuntaron las piedras de los muros y se cambió por completo la techumbre. Gracias a esas obras se mantiene en pie y así parece que lo hará por muchos años más, con un excelente aspecto.

Si quieres toda la información sobre el monumento te recomendamos que leas el artículo sobre la ermita de la web Castillodeloarre.org. Las fotos son muy interesantes porque son anteriores a las obras de restauración; así puedes ver el estado en que se encontraba y compararlo con el actual.

Romería de la Virgen de la Paruela

En su libro Historias de Bagüés, el bagüesino Javier Lafuente explica que la romería que se organiza en agosto, coincidiendo con el día de la Asunción de la Virgen, “constituye la única tradición sólida que permanece del pasado”.

Lo más importante de esta iglesia es lo que representa. El pueblo marchaba en procesión a la Paruela en rogativas contra la sequía, las tempestades, las enfermedades, las plagas o contra el hambre. En Pentecostés, los vecinos salían en procesión y sacaban la cruz procesional y los santos médicos [San Cosme y San Damián, patrones de Bagüés], rezando el rosario; por la Ascensión se iba andando, y el día de Pascua todos acudían a comer allí, la mayoría en caballería” (Historias de Bagüés, pp. 218).

La romería se hacía originariamente el penúltimo domingo de mayo, pero desde hace unos años se aprovecha la época estival, cuando la mayor parte de hijos del pueblo pueden volver por vacaciones, para celebrarla el 15 de agosto.

Con o sin romería (la ventaja de ir el día de la romería es que está bastante más animada y se puede entrar para ver el interior), es un monumento que merece una visita: la ermita se ubica en lo alto de una colina, junto al barranco de la Paruela, con bonitas vistas de todo el paraje. Un buen lugar para hacer una excursión y pasar un rato tranquilo disfrutando de la naturaleza; así que, si visitas Bagüés, no olvides darte un paseo a pie o en coche (se puede llegar desde la carretera por una pista que está medianamente bien) para conocer la ermita más querida por el pueblo.