El castillo de Javier es una de las visitas obligadas en la región de la Navarra Media y lo tenemos a una hora escasa de El hortal de Bruno.

Se encuentra muy cerca de las Altas Cinco Villas y tiene un acceso muy fácil tanto desde la autovía Jaca-Pamplona como desde Sos del Rey Católico. También hay un camino directo entre Undués de Lerda y Javier, aunque en este caso incompresiblemente la carretera asfaltada de la parte aragonesa termina en un camino de tierra de un par de kilómetros en la parte navarra (que por fortuna está en bastante buen estado, apto para cualquier turismo).

Es ideal para visitarlo en la misma excursión que Sangüesa, la localidad navarra más importante de la zona, que también tiene un gran interés arquitectónico y, cómo no, gastronómico: bares donde se pueden degustar excelentes pinchos y buenos restaurantes. El monasterio de Leyre es otra de las visitas obligadas de la zona, situado en una ubicación fantástica y con una cripta románica que te dejará con la boca abierta.

En nuestro salón tenemos ya disponible un “rincón de Navarra” con información turística de la Comunidad Foral para todos los que os animéis a explorar ese precioso lado de la “frontera”. Así que nos podéis usar de base de operaciones para conocer las maravillas de nuestros vecinos.

Rincón de Navarra en El hortal de Bruno

Aquí tienes la información sobre nuestros vecinos navarros que hemos recopilado hasta ahora, a tu disposición.

La colección de arte sacro del castillo de Javier

Los que lo visitaseis hace años, como era nuestro caso, seguramente recordaréis un castillo muy restaurado, con algunos muebles y cuadros antiguos en su interior, todo muy relacionado con la vida de San Francisco Javier, que nació entre sus muros y es el patrón de Navarra. Deberíais volver, porque actualmente el castillo contiene una de las colecciones de arte sacro más impresionantes que hemos visto en los últimos tiempos: desde tablas policromadas del gótico hasta kakemonos japoneses del siglo XIX, pasando por cálices, todo tipo de ornamentos litúrgicos, lienzos de gran y pequeño formato… Una maravilla que redescubrimos el pasado diciembre. No guardamos fotos del interior, ya que con los móviles y sin flash no acababan de hacerle justicia a lo que veíamos, pero tienes unas cuantas en Trip Advisor si quieres ver un anticipo de lo que te vas a encontrar.

Además del interés indudable que tiene el espacio museístico que han creado en el castillo de Javier, el bastión de origen medieval tiene también su “punto” arquitectónico, con su estructura más antigua datada en el siglo X cuando era una torre vigía en la frontera entre los incipientes reinos de Aragón y Navarra. Bueno, Aragón en aquella época no era más que un condado, no es hasta 1035 cuando aparece como reino. Las ampliaciones sucesivas, con nuevos muros y reductos, y la última obra llevada a cabo con la demolición de la zona oeste y la construcción de una gran iglesia, le dan un encanto especial.

Si quieres más información sobre el castillo de Javier, horarios de visita y su entorno te recomendamos que consultes los sitios web El castillo de Javier. Navarra y Castillo de Javier, de la página de Turismo de Navarra. ¡Y también nos puedes preguntar a nosotros, que te lo explicamos todo, todo!